Historia del PDAE - Perro de agua español
15763
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15763,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Historia del PDAE

ORIGEN DEL PERRO DE AGUA ESPAÑOL

El origen del PDAE (Perro de agua español), se considera un raza arcaica introducida en Europa durante la invasión islámica de la península Ibérica en el año 711. Llegó por el sur asentándose en Andalucía, siglos después a través de vías fluviales llegó a otros países de Europa Occidental, dónde se mezclaron formando grupos afines. Se le conoce con diversos nombres como perro turco andaluz, ovejero, perro de lana, pdae, etc.

A pesar de ser una raza de origen antiguo, la Federación cinólogica oficial española, no mostro interés hasta principios de la década de los 80. En 1982 fue cuando la Real Sociedad Canina de España la reconoció como raza provisionalmente aceptada. De incluyeron 49 ejemplares la mayoría provenientes de Cádiz, Sevilla y Málaga, aunque también se registraron ejemplares de la cornisa Cantábrica y Extremadura. En 1985 la RSCE (Real sociedad canina de España), lo reconoció de forma definitiva. En 1986 la Federación Cinológica Internacional admitió la raza provisionalmente, pero no fue hasta 1999 cuando la raza fue definitivamente aceptada por la FCI.

Actualmente existe el Perro de Agua Español, Americano, Portugués, Frisón (origen Holandés) y Barbet (origen Holandés).